¿Necesitas ayuda?

El injerto capilar es una cirugía que puede hacer cambiar el autoestima de las personas haciendo que recuperen su pelo tras años de calvicie. Estéticamente, verse bien también es definido por la OMS como un concepto de salud, condicionado como todo bienestar tanto físico como psíquico, y el pelo, en muchas ocasiones, puede condicionarnos tal malestar que pueden influenciar negativamente en nuestro día a día.

La técnica del microinjerto capilar permite hoy día conseguir resultados naturales y estéticos,y que junto con un buen tratamiento complementario posterior y un cuidado de nuestro pelo tanto injertado como nativo, podremos disfrutar de un bonito cuero cabelludo durante años.

Hoy día, hay clínicas tanto dentro como fuera de españa con personal sanitario médico y no médico que está realizando este tipo de intervenciones de un forma totalmente incorrecta, lo que nos puede llevar a resultados nefastos, que a veces, son muy difícil de solucionar.

Hoy vamos a hablar de 7 conceptos clave para reconocer un mal injerto capilar:

1.ZONA DONANTE APOLILLADA

Hoy en día, un error grave que se comete, es la clara competencia que tienen las clínicas y los mismos pacientes con la cantidad de unidades foliculares que se necesitan injertar. Se está generando una competencia por ver quien es el cirujano que “puede” colocar más unidades foliculares en una sola sesión quirúrgica. Esto, es un error gravísimo, ya que en malas manos, se pueden realizar destrozos literales en la zona donante del paciente (región occipital de nuca y laterales).

Un buen cirujano capilar sabe que existe un límite en el número de folículos que pueden recogerse de esta zona, y si los sobrepasamos con tal de ofrecer más cantidad, se pueden crear zonas de calvicie permanente. Cuando esto ocurre, la alopecia otorga un resultado estético pésimo, y además destruiremos la zona donante, que es nuestro único recurso a día de hoy para reparar las zonas de calvicie o alopécicas.

Ejemplo de paciente tras varios meses después de un trasplante capilar tipo FUE. Obsérvese la zona donante apolillada por un abuso irreversible en la cantidad extraída de unidades foliculares.

2. INJERTOS IMPLANTADOS EN FILA INDIA.

Este un gravísimo error de principiantes e inexpertos cirujanos con poca formación especializada en injerto capilar. Nuestra naturaleza nunca sigue un patrón de distribución simétrico ni lineal del cabello. Las raíces del pelo suelen encontrarse de forma salteada, agrupándose en unidades que van desde 1 a 4 cabellos incluso otras dejando pequeñas zonas que pueden estar descubiertas.

Este tipo de distribución es lo que hace que nuestro aspecto luzca de forma natural y en un trasplante capilar, el cirujano debe respetarla e imitarla siempre para conseguir un buen resultado.

Un error grave es implantar las unidades foliculares alineadas de forma perfecta de manera que tengan una distribució simétrica constituyendo filas de injertos implantados y filas que quedan sin implantar quedando unos resultados no estéticos e imitando al “pelo de muñeca”.

Normalmente cuando esto sucede es por falta de preparación del cirujano o por ahorrar costes y tiempo de la intervención.

Unidades Foliculares implantadas justo después de la intervención sin conservar la naturalidad asimétrica del pelo, en este caso una implantación en fila india creando líneas simétricas y líneas sin pelo injertado.

3. PRIMERA LINEA DE NACIMIENTO FRONTAL RECTA

Si ya comentabamos antes que la naturaleza es asimétrica y la distribución del cabello es también irregular, no iba a ser diferente la primera línea de nacimiento frontal del pelo. Esta primera línea presenta una asimetría en su nacimiento con pelos que crecen unos delante y otros más atrás con unidades foliculares de un solo cabello.

Un error muy importante es colocar las Unidades Foliculares todas en línea y al mismo nivel. Resulta más fácil, rápido y cómodo, pero el resultado posterior será totalmente antinatural. Si esto sucede, el trasplante capilar puede hacerse muy evidente y notarse de forma relevante.

Ejemplo con el resultado a los pocos días del trasplante. Se puede apreciar el límite recto perfecto que el cirujano ha dejado en la primera línea de nacimiento del pelo.
Otro ejemplo tras terminar la cirugía donde se aprecia la primera línea de nacimiento con un límite recto perfecto que podría parecer trazado con un compás.

4. RECONSTRUCCIÓN DE UNA PRIMERA LÍNEA MAL HECHA

Como hemos dicho, la línea de nacimiento del cabello ha de ser recreada sin seguir un patrón recto lineal. Al igual ocurre con esta línea cuando se implantan las unidades foliculares, estas siempre deben estar constituidas por unidades foliculares de 1 cabello seguiendo una distribución específica conforme nos vamos moviendo hacia detrás.

No realizar minuciosamente este trabajo, lo que suele ocurrir con cirujanos inexpertos y técnicos que no clasifican estas unidades con el fin de ganar tiempo y comodidad puede otorgar un resultado totalmente antinatural quedando un borde de primera línea en cepillo o también denominado pelo de muñeca.

Ejemplo donde puede apreciarse la línea de nacimiento con unidades foliculares multifoliculares implantadas en la primera línea otorgando un aspecto antiestético importante.

5. MAL DISEÑO DE LAS ENTRADAS

Las entradas en los hombres son un rasgo que aporta masculinidad y son naturales. Cierto es que una principal demanda en cirugía capilar es el cierre de las entradas, pero en situaciones donde estas sean pronunciadas si tiene buena indicación la cirugía. En muchos casos, y según las modas, estamos viendo diseños extraños sin respetar la forma redondeada habitual natural de la entrada del hombre, con entradas demasiado rectas, formando ángulos rectos en pico o en 90 grados.

Cuando se realizan diseños de este tipo y se implantan las unidades foliculares de esta manera, los resultados finales van a quedar muy artificiales y con una difícil solución posterior. Hay que tener muy en cuenta el correcto diseño consensuándolo siempre con el paciente, aconsejándole y advirtiéndole de las consecuencias que puede tener un mal diseño en sus entradas agregando dobles angulaciones y nacimientos de la entrada.

Apreciese en la imagen otro ejemplo de un paciente con entradas demasiado anguladas en pico, que darán un resultado antinatural.

6. VALORACIONES EXCLUSIVAMENTE POR FOTOGRAFÍAS

Cuando un paciente va a someterse a cualquier procedemiento quirúrgico, se necesitan ciertos datos de salud y elaborar una correcta historia clínica, de forma completa y minuciosa, detallando todos los detalles de salud que pueden afectar a la cirugía, incluso a veces, contraindicándola.

No se puede intervenir a un paciente únicamente valorandolo a través de fotografías. Cierto es que viendo fotografías el cirujano se puede hacer una idea de cual es la situación actual del grado de alopecia del paciente, pero lo que resulta correcto e idóneo es realizar un estudio valorando la densidad real de la zona donante y la cantidad de cm2 que se precisan cubrir en la zona receptora. Para ello, es necesario realizar previamente una visita con el cirujano para detallar y evaluar todos estos detalles. Solo de este modo se podrá conseguir una cirugía exitosa.

7. LA CIRUGÍA, ES EL ÚLTIMO ESLABÓN DEL TRATAMIENTO DE LA ALOPECIA.

Tenemos que recordar, que el trasplante es el último eslabón terapéutico del tratamiento de la alopecia. Hemos de desconfiar de cualquier tricólogo que no nos hable previamente de tratamiento médico, porque el trasplante capilar nunca sustituirá al tratamiento médico.

Una vez que realizamos el trasplante, cierto es que el pelo trasplantado no se va a caer, pero el resto de pelo nativo de la zona receptora va a seguir su proceso natural de alopecia, cayéndose con el paso de los años. Para ello, tenemos un buen arsenal terapéutico que junto con el trasplante, conseguirá que el paciente tenga los mejores resultados durante muchos años.

A las personas que no precisen de tratamiento médico, un buen cirujano les explicará las razones para prescindir de el, pero nunca debemos considerarlo como un tema tabú en la consulta a fin de realizar únicamente el injerto capilar.

Cualquier duda o consulta, ya sabéis que estamos a vuestra disposición a través de nuestra web o por email en info@doctorgalan.com